La vivienda progresiva como solución

Al hablar de vivienda de interés social, es más recurrente que se proponga la vivienda social progresiva; esto en los países en vías de desarrollo, como lo es Chile, donde el concepto se ha desarrollado ampliamente.

Para los sectores de la población con escasos recursos y en zonas rurales, las políticas de vivienda presentadas por los gobiernos, cada vez les representan menos una solución, ya que se refieren a la vivienda como un alojamiento que se entrega terminado y de carácter definitivo; que en primera instancia les es difícil adquirir por la falta de medios y recursos.

Debido a lo anterior, surge el programa de vivienda progresiva que indica una solución habitacional y no una vivienda terminada; y que consta de carácter no definitivo, sino progresivo para su crecimiento y flexibilidad ante los intereses del usuario.

the clinic.cl

El programa combate los bajos presupuesto que son asignados por parte del gobierno a este rubro y logra que las personas que pretenden obtener una casa asistan a las organizaciones de apoyo para la vivienda y la consigan conforme: sus recursos, en un corto plazo y cubriendo sus necesidades básicas; para posterior y progresivamente la amplíen y mejoren respecto a sus requerimiento y posibilidades.

La vivienda progresiva tiende a tener como características básicas: recámara, una habitación de usos múltiples, un área de cocina y un baño completo, resultando fundamental la previsión de su crecimiento.

El arquitecto chileno Alejandro Aravena fue acreedor del premio Pritzker 2016 precisamente por ser pionero y por su gran aportación respecto a la vivienda progresiva, afirmando que:

“En lugar de invertir todos los recursos en una casa terminada y con mal diseño como se suele hacer en los planes sociales, con este sistema se invierte el dinero en ‘media casa buena’, y la otra mitad queda proyectada para que la terminen sus dueños en la medida de sus posibilidades y a su criterio” .

– Arq. Alejandro Aravena

catalogodiseno.com

Recientemente, en México, el estudio de arquitectura ARKRAFT Studio fue responsable de la ampliación de una vivienda progresiva ubicada en la ciudad de Monterrey y que pertenece al conjunto social “Las Anacuas”, proyectado precisamente por Elemental de Alejandro Aravena.

Tomaron 3 años para que se pudiera concretar, pero el proyecto se dio, resultando en “una distribución que favoreciera la continuidad espacial y percepción de amplitud, todo esto dentro del espacio predeterminado en el proyecto original de Elemental”, de acuerdo a ARKRAFT Studio.

Ciertamente la vivienda progresiva llegó y debe quedarse en México, ya que procura una solución al problema de vivienda que se vive actualmente en el país. Incluso el concepto progresivo adoptado y considerado indiferentemente para los proyectos arquitectónicos en general, podría ser favorecedor para las comunidades mexicanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *