Gestiona tus proyectos con el Sistema BIM

El modelado de información de construcción o mejor reconocido como sistema BIM (Building Information Modeling) por sus siglas en inglés, es el modelo idóneo para gestionar cualquier proyecto arquitectónico y, asegurar la eficiencia en los procesos y la entrega final de un producto de calidad.

El sistema BIM es el proceso de generación y gestión de datos de un edificio a lo largo de su ciclo de vida, es decir, desde la edificación, durante su mantenimiento e incluso en su demolición. Constando de tres dimensiones: la geometría del edificio, las relaciones espaciales y la información geográfica; junto a las cantidades y propiedades de sus componentes. Además es posible llevarlo a cabo en tiempo real, gracias a una base de datos inteligente que se va actualizando conforme a los avances en el proyecto.

cel-ras.com

Un buen sistema BIM debe contar con los equivalentes virtuales de los elementos constructivos y piezas que se utilizarán en la construcción del edificio. Funcionando como el prototipo digital de los elementos físicos como muros, pilares, escaleras, puertas y ventanas; para obtener una simulación del edificio y tener una noción de su comportamiento de manera virtual antes de iniciar su construcción real.

La herramienta BIM permite a los arquitectos dedicar más tiempo al diseño y dejar el trabajo pesado y manual al software, además que sus proyectos resultarán con mayor precisión, rapidez y menor margen de problemas en obra; con BIM los proyectos se diseñan de la misma forma en que son construidos.

En la práctica resaltan entre las ventajas las siguientes:

      • Desde el inicio el proyecto se crea en 3D, e inmediatamente se asocian los materiales que componen cada elemento físico y es posible conocer su cantidad; y al añadirle un costo, simultáneamente se crea el presupuesto.

      • Al diseñar un proyecto y configurar sus componentes, el dibujo técnico se prepara automática y paralelamente; en vistas de planta, sección y elevación.

      • Reducción de errores en el diseño, evitando discrepancias.

      • Crear perspectivas sin brincar entre plataformas.

      • Teniendo el diseño arquitectónico aprobado es posible trabajar los proyectos estructural, eléctrico, hidráulico y/u otros en la misma plataforma y sobre el mismo modelo; e incluso detecta las interferencias en rojo.

      • Colaboración simultánea en un modelo, con la actualización de la información en un archivo central y en tiempo real.

Habiendo más de la decena de proveedores que cuentan con un software con la herramienta BIM, la selección del que vaya a proporcionar un apoyo completo no resulta tan sencilla, hay preguntas claves que se pueden hacer a la hora de elegir, por ejemplo:

        • ¿Se quiere para crear modelos de visualización de geometría 3D y descripción de materiales; o para un modelo con esto e información adicional para coordinar, documenta, listar y gestionar el proyecto?

        • ¿Cuenta con el soporte de estándares abiertos y flujos de trabajo abiertos, y con la compatibilidad requerida para el trabajo entre equipos interdisciplinarios?

        • ¿Tiene la capacidad para trabajar en un diseño compartido en tiempo real?

        • ¿Cuál es el tamaño máximo de proyecto que puede soportar y el porcentaje de aprovechamiento al utilizarlo con hardware de punta?

        • ¿Cuenta con los estándares de diseño locales y con contenidos locales como elementos constructivos inteligentes, plantillas de listados, esquemas y grupos de atributos locales?

hildebrandt.cl

El mayor beneficio del sistema BIM resulta en la disminución de pérdida de tiempo y recursos, tanto en el diseño y como en la construcción; e incrementa la eficiencia y sostenibilidad de una edificación en todo su ciclo de vida. Más que una herramienta, es una nueva manera de pensar los proyectos y sus procesos, de la cual los clientes están informándose y optando por ella.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *